Cómo escoger la carne para un asado

Cómo escoger la carne para un asado

Para preparar una deliciosa carne a la parrilla es muy importante que aprendas a escoger la mejor carne. Si así lo haces seguramente te será más fácil prepararla al término que prefieras.

Por eso es importante que tomes en cuenta estos aspectos a la hora de elegir tu corte favorito y seguramente te convertirás en toda una estrella del asado.

Cómo escoger la carne para mi asado

Tipo de Corte

Un corte de carne bueno para la parrilla es uno en el que observes una textura suave y que tenga algunas delgadas líneas de grasa en la carne. Esas tiras blancas que ves en los cortes de carne. Estas hacen que la carne quede suave, jugosa y de mejor sabor.

Es importante tambien, que distingas entre los tipos de carne que se pueden asar. Si quieres un mejor corte de carne  te recomendamos ir directo a una carnicería donde también te pueden ayudar y dar consejos sobre el mejor tipo de carne para tu parrilla. En nuestros centros de atención Hacienda Gavilanes, nuestros vendedores están dispuestos a colaborarte con ese asunto. Por ahora te dejamos esta imagen que puede ayudarte a distinguir entre distintos tipos de cortes para tu asado.

Grosor del corte:

El corte debe ser igual de grueso en toda la pieza, para que así se cocine de manera uniforme y no queden pedazos más duros que otros. En cuanto al grosor del corte, no debe de ser menor 2 ½ cm, ya que un corte más delgado a esa medida es más fácil de cocinarlo de más. Nosotros te recomendamos un corte de unos 3 cm aproximadamente. Este tamaño es ideal ya que no es muy delgada como para que se vaya a pasar en el asado en la parrilla y quede seco, y no es tan grueso como para que quede crudo por dentro.

Tamaño del corte:

Si llevas varios cortes de carne procura que todos tengan el mismo tamaño para que cuando los estés cocinando tengan casi el mismo tiempo de cocción. Hay veces que es difícil ver el grosor o tamaño de los cortes cuando ya están empacados, para esto te conviene entonces escoger de los cortes que tienen en la vitrina.

Grasa:

Busca cortes de carne que tengan líneas de color blanco en la carne, esto es grasa y ayuda a que quede suave y jugoso. Pero no te apures, no queda gomosa ni difícil de masticar ya que esta grasa se “derrite” al momento de la cocción dejando un pedazo de carne muy suave. En cuanto a la grasa exterior o la grasa en exceso, no la cortes, ya que esta grasa ayuda a que la carne quede jugosa durante su cocción y también ayuda a que la carne mantenga su forma.